18 enero 2009

Satán posee Gmail


Una de las cosas que más me dan por el saco a la hora de crear una cuenta de correo, son las "casillas de verificación de la palabra". Son aquellas donde se escriben las letras, números o símbolos que aparecen en una imagen superior deformada, difícilmente reconocibles para un OCR pero sí para una mente humana, supuestamente para evitar que alguien pueda crear cuentas a cascoporro.

gmail

La gracia reside en que la imagen la mayoría de las veces, aparece tan sumamente deformada, ensuciada y con una tipografía tan ilegible, que los ojos humanos no bastan para distinguir si aquello es una "n", una "r" o una "h". Pensando en ello, los servidores de correo nos dan dos soluciones:

  1. Cambiar la palabreja, lo cual genera una lotería donde puedes ir de Guatemala a Guatepeor, empeorándose aún más la legibilidad.
  2. Un servicio automatizado de lectura.

A eso último he recurrido yo esta mañana y ESTA ha sido la consecuencia (Nota: la palabreja, es la que veis en la imagen superior):



Como veis, se trata de una psicofonía más propia del magufo Iker Jiménez que de un Gmail. Se malescucha una voz femenina que nos recita dos veces una letanía ¡de números! ¿Por qué?¿si la contraseña está formada por letras? Para colmo, por detrás de esa voz, se oyen otras tantas que parecen estuvieran recitando palabras ¡al revés!

En fin, que si esta noche Luzbel hiciera acto de presencia a los pies de mi cama, lo primero que le preguntara sería:"¿Aquello era una 'n', una 'r' o una 'h'?".

1 comentario:

La pistola de Larra dijo...

jajajajajjajaj
ayyyy, cristopher, qué te ha pasaooooo?????

buenísimo jajajajjjaajaj