19 noviembre 2006

El cerdo del danés


Hornsleth

Leo la noticia en BBC Mundo:

«El ministro de Ética de Uganda, Nsaba Buturo, calificó a un artista danés de racista, por convencer a los habitantes de un pueblo de adoptar su nombre, a cambio de un cerdo o una cabra.»

El artistazo y polemista danés (aunque nacido en Edimburgo) es Kristian Von Hornsleth y su excusa "aliviar" la situación de pobreza de los habitantes de Mukono (Uganda) a los cuales regalaba un cerdo o una cabra, a elegir, siempre que el negro de marras cambiara su nombre por el suyo (si eso no es tener el ego subido, que venga Dios y lo vea.)

A ver. Racista no, pero idiota (o narcisista, a elegir como con el cerdo o la cabra.) Queda muy bonito hablar de "ayuda humanitaria", de empeñarse en hacerlo por uno mismo y no a través de asociaciones, a las cuales acusa de no haber acabado con la pobreza en África durante cincuenta años y de paso poner verde al gobierno de la República de Uganda, pero de lo que no habla el querubín es de los euros que se va a embolsar con la exposición o la publicidad gratuita, todo ello cimentado sobre la miseria de unos desgraciados que han cambiado su dignidad por el nombre de este necio.

Si es que después de todo ¡qué puede entender un ministro negrata acerca del arte en el primer mundo!

2 comentarios:

PIlar M Clares dijo...

No quiero pecar de prejuiciosa, pero como escarbemos en las éticas, veremos a ver.

PIlar M Clares dijo...

Y me refiero, amigo, a la del de Uganda. Besos