31 octubre 2008

La excusa perfecta


Puta crisis

En temas económicos y políticos, nada mejor que buscarse una excusa recurrente. Cuanto más estúpida, absurda y parda, mejor. Pase lo que pase, haces uso de ella y todo el mundo asiente y se aborrega ante tan suma realidad, como por ejemplo:

  • Cuando la invasión de Iraq en el año 92, entrabas en un bar, pedías una caña y al ir al pagar el camarero te decía una cifra treinta o cuarenta pesetas mayor que la semana anterior. Ante tu cara de sospecha, y con todo el morro te soltaba: "Es por culpa de la guerra de Irak". Dicho esto, todo el mundo se despreocupaba y creía a pies juntillas que la cerveza la distribuían por oleoducto.
Me gustaría saber que opinaría el director general de Tráfico, si un día un exaltado le pegara un tiro en la cabeza y ante lo policía lo achacara a "tener quebraderos económicos por culpa de la crisis". Después de todo sería una buena excusa.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

VICTORIA:PARA SALVA...FELIZ HALLOWEEN!
YA SABES,NOS GUSTA TENER SIEMPRE UNA CABEZA DE TURCO A QUIEN CORTAR Y UNA EXCUSA PARA LOS MALES DEL SIGLO Y LA SOCIEDAD...Y SI NO ,YA SABES,"LA CULPA DE TODO LA TIENE ZAPATERO" Y "OBAMA"...ESTE PAIS ( ENCANTADOR ) NO TIENE REMEDIO.

Lucía Benítez dijo...

Lo mejor son siempre las excusas. Habría que estudiarlas; ocultan tanto...