21 octubre 2006

Ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos...


cerdo con perlas

La noticia es:


Me creo que aparezca mucho veinteañero, pero quinceañeros pocos. La verdad es que no sé que se pretende con iniciativas como estas. ¿Fomentar el patrimonio artístico, el gusto por la estética, simplemente culturizar o alternativa al botelleo? No sé. Será que soy pesimista, que siempre veo el vaso medio vacío, pero me parece la típica noticia que luce más sobre papel que en el lienzo de la realidad, pues ya lo dijo el santo: «No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos, no sea que las pisoteen y se vuelvan y os despedacen.»

3 comentarios:

PIlar M Clares dijo...

¿Y si voy yo, pasados los 25, no medejarán entrar...? ¡La voy a liar en breve! Ya te contaré.

desmitificador dijo...

Esa es la gracia. Si eres mayor de veinticinco lo tuyo es vicio y no ganas de aprender, por eso pagas. La verdad es que el Museo del Prado debería ser como la Meca, una vez al menos en la vida debería ser obligatorio visitarlo.

(¿Qué es eso de que vas a liarla?¡No me asustes! :-D)

Juanjo dijo...

Ya estoy viendo a ese jovenzuelo todo lleno de tatuajes y una camiseta sin mangas de metallica decirle a sus padres un viernes por la noche: Vieja que me voy al museo del prado esta noche con los colegas, y la madre no sabra si llorar por la emocion o mirar a los ojos de su hijo a ver si encuentra algun indicio de sustancia psicotrópica.
Tronchante tu, aunque pensandolo bien debe ser acojonante hacer botelleo mientras ves La Lanzas de Velazquez.
Por cierto lo de que hay que ver al menos una vez (mejor dos) el museo del Prado es totalmente cierto, pero vamos de ahi a que tenga que ser el viernes por la noche va un abismo
Un saludo
Juanjo