08 septiembre 2006

Lo de siempre, al salir del cine


culturalmente subnormal

Me pasó al salir de «Parque Jurásico». Dije: "esto no tiene NADA que ver con la novela", y es que a pesar de que Michael Chrichton no es Vargas Llosa, es un profesional de la escritura y sabe crear una ficción ADULTA (y si no leeros el discurso de John Hammond, el amo del parque, a uno de sus empleados, de por qué es mejor económicamente revivir a los dinosaurios que encontrar la cura contra el cáncer.) Spielberg, como en tantas ocasiones, simplificó todo en una pánfila película de desastres, propia de niños y retrasados mentales. Sí, habeis leído bien: retrasados mentales.

Estoy harto del lema que últimamente rodea a todo el ocio: «Al entretenimiento por la ramplonería». Las productoras, las editoriales, se dedican a promocionar libros, juegos, películas, grupos musicales, con un contenido intelectual bajo para que sea "asequible" a todo tipo de públicos. O lo que es lo mismo, enrasan el consumidor con todo tipo de cretinos para conseguir así el máximo beneficio, y si no os lo creeis, fijaros en fenómenos como «El código Da Vinci», «La sombra del viento» o «Miami Vice» (la película), obras todas ellas que siempre alguien te recomendará «por ser entretenidas» (hay que joderse.)

3 comentarios:

LOLA GRACIA dijo...

Por eso voy tan poco al cine, ja,ja. Es cierto. Uno entra con ganas de ver algo que esté bien, pasar un buen rato (ya no pido más, ni siquiera emóción) y sale asqueado

PIlar M Clares dijo...

Pues yo esta semana, conmocionada por una producción tan universal, me he propuesto ver "Alatriste". Me pienso llevar el bocata y la cerveza. Fumar no, que no se puede. Ya te contaré.
Besos, amigo ¿cómo van las "cosas"?

desmitificador dijo...

«Alatriste» está bien, pero con altibajos. En dos horas y pico exponer los cinco libros me parece excesivo. Por el resto de "cosas", bien. Gracias Lola y Pilar.