14 agosto 2006

A gritos con la iglesia


cura gritando_2

Leo en 20minutos.es, la noticia siguiente: D. Andrés, párroco del pueblo coruñés de Ameixenda, debido a la petición de varios enfermos cuyas dolencias les impiden asistir a los actos religiosos, ha decidido instalar un equipo de megafonía en el campanario por el que emite la misa. De esa manera, el acto es oído por todo el pueblo (por enfermos y sanos) y posiblemente por media comarca también.

Hay cosas que la tradición da por supuesto. Esto es, que la religión que ha sido la oficial (y obligatoria) durante bastantes siglos, puede realizar cualquier tipo de manifestación callejera sin que a nadie se le ocurra protestar. Es más, si lo haces te tachan de tiquismiquis y de exaltado.

Cuando se trata de los actos públicos de la Iglesia Católica en España, no sé que pensar, pues me asalta la duda de si somos tan tolerantes que los permitimos, o tan sumisos que no reaccionamos. Haciendo demagogia barata, me imagino que ocurriría si eso mismo se hiciera en ese pueblo, por ejemplo, desde una mezquita. El racismo y la xenofobia, llevarían a que algún exaltado se liara a tiros con los altavoces o que apalizaran algún moro. La difusión a los cuatro vientos de la fe de los hijos de Mahoma, se tomaría como un acto de provocación y aquello terminaría como el Rosario de la aurora. Después de todo combatir al infiel lo marca la tradición.


Más enlaces sobre el tema:

4 comentarios:

Ed. Expunctor dijo...

Eso es puro mamoneo. Según sus leyes, un enfermo está eximido de asistir a misa, y en su caso puede verla por televisión, y si no la retransmiten no pasa nada, no es pecado si falta a misa por su enfermedad. Así que, como decía, lo del megáfono o los altavoces es puro mamoneo. A veces, al pasar por la plaza Belluga pienso: "Las putas campanas... anda que si yo viviese aquí y me estuviesen dando por el oído cada hora me iba a cagar en Dios, digo en el cura de turno (qué culpa tendrá Dios? Digo yo que ninguna: como no aparece por ningún sitio utilizan su nombre como arma defensiva y ofensiva). Hace poco un juez obligó a una iglesia, creo que de Santomera o Sangonera, a que dejase de dar por culo con sus campanas porque molestaba a una vecina que llevaba ya no sabía cuánto sin dormir. Lo que tendríamos que hacer es recoger firmas para que quiten las campanas, que en su época cumplían una función (aviso de fuego / muerto / etc.), pero hoy ya tenemos internete, radio, televisión, móvil, fijo, busca, etc.), pero hoy en día sólo valen para dejarte sordo si tienes la mala suerte de estar cerca cuando suenan, sobre todo las de la catedral: una vez me pillaron y me cago en la p*t* m*dr* qu* bueno, ya veo que vuelven a censurarme, así que dejo de escribir, j*d*r.

desmitificador dijo...

Pues ya ves ed.expunctor. Yo, de toda la vida, vivo al lado de una iglesia y dependiendo de la época, el puñetero reloj de la torre marcaba todas las horas, incluyendo las nocturnas. No veas lo que eran las noches en que se estropeaba el reloj, o se iba la electricidad y volvía a ponerse en marcha a las cuatro de la mañana. Conforme se ponía en hora iba marcando a campanazo limpio todas las horas (y las medias) que no había marcado.

Gracias a Dios, que el nuevo párroco -joven, vago y fachilla (algún día tengo que dedicar un artículo a las nuevas geneaciones pías)- por no hacer, ni tan siquiera toca las campanas para que las beatas acudan a misa.

ignacio dijo...

La posición de la Iglesia en España es de una prepotencia manifiesta. Estoy contigo en que criticar los actos religiosos públicos es de tiquismiquis. Pero poco a poco tendremos que independizarnos de la tutela de la iglesia. En particular lo de este cura es una barbaridad. Los enfermos están exonerados de asistir a misa. Y el perjucio acustico es notable y no hay un beneficio en escuchar la misa por altavoces. Pueen emitirla a través de internet y regalar la conexión gratuita a esos enfermos. Así matan dos pajaros de un tiro: accesibilidad a todos y uso de nuevastecnologías.

desmitificador dijo...

Ignacio, si es que ni tan siquiera es necesario internet. Que hubiera buscado un poco, porque hay emisoras radiofónicas portátiles, que pueden emitir en un radio que abarca a un pueblo (lo sé porque lo he visto hacer)que no son tan caras. Así, cualquiera de los enfermos, sintonizándolo desde un receptor, si es que tanta urgencia tienen de auxilio espiritual, puede escuchar la misa o al cura haciendo karaoke.